CONSTRUCCIÓN CON MATERIAL NOBLE

 

RECOMENDACIÓN DE FAST HOUSE PERÚ:

Elegir un buen terreno y realizar un estudio de suelos antes de construir.

Si tu casa aún es un proyecto a concretar, se debe prevenir desde la primera piedra: es clave elegir un terreno adecuado, no solo en función a la ubicación, sino también a tu presupuesto. “Se puede construir bien y seguro en cualquiera de las zonas. Pero eso lo hace un ingeniero. Si no tienes un terreno plano, adecuar un terreno en ladera para que sea estable y apropiado para construcción es costoso, y debe hacerlo un profesional. El mayor riesgo está cuando un suelo tiene características especiales, pero se construye como si fuera una construcción normal”, alerta Daniel Torrealva, ingeniero estructural y jefe del laboratorio de estructuras anti sísmicas de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP).

Construir en las laderas de un cerro es posible, pero por su alto costo debería ser un lujo. Mucho cuidado con construir en esas zonas con pircas improvisadas. Asimismo, los suelos blandos pueden estabilizarse, pero con apoyo técnico.

Una construcción antisísmica y segura

Si ya has construido tu casa, corresponde constatar qué tan sólida es. ¿Has levantado varios pisos en una vivienda con cimientos preparados para una sola planta? ¿Tu construcción es demasiado alta y angosta? ¿Has querido ‘ampliar’ el área tu segundo piso con volados que no están amarrados a la estructura central? ¿Construiste en suelo blando sin hacer vigas de cimentación? ¿Usaste ladrillo pandereta en paredes estructurales? ¿Echaste más agua o arena a tu mezcla de concreto para ahorrar cemento? Cuidado, estás en riesgo.

FAST HOUSE PERÚ, añade a esta lista cuestiones relacionadas a la situación actual de la casa y al mantenimiento. “La construcción no debe presentar agrietamiento con espesores mayores a 0.4mm en elementos de concreto armado como vigas, columnas o placas. No debe de presentarse deterioro por pérdida de concreto, ni acero de refuerzo expuesto y en estado de oxidación. No debe de haber evidencia de humedad y sales en muros de ladrillo ni pérdida de tarrajeo”, detalla. Las dos últimas reglas aplican también a los techos. Verifica su tu casa cumple con estas normas básicas. Caso contrario, convoca a un especialista para confirmar si tu vivienda es peligrosa en caso de sismo y debe ser abandonada, o es habitable pero debe ser modificada y reforzada.